Zurich, aparte de ser la capital del cantón homónimo y la principal ciudad de Suiza, es una famosa compañía aseguradora que, además de patrocinar estos últimos años el Maratón de Barcelona, este año se ha lanzado a apoyar y dar nombre al maratón de Sevilla.

Maratón de Sevilla 2015

Sevilla, en su condición (presunta) de ciudad más bonita de España (no puedo estar, todavía, completamente de acuerdo), nos brinda la posibilidad de recorrer sus calles a los más de 11.000 maratonianos, corredores populares, runners, algunos profesionales, que patearemos, con mayor o menor soltura y técnica sus principales puntos turísticos. Y eso debe ser espectacular. Correr por una ciudad dispuesta para ti. Una ciudad histórica y monumental. Este es el recorrido de dicha carrera que se celebrará dentro de un mes. 4 semanas para llegar a Sevilla.

Recorrido de 2015. Algunas pequeñas modificaciones para que los corredores pasemos más tiempo “arropados” por el público en el centro.  Ver más grande aquí

Sevilla se tiene por esa ciudad con “duende”, con especial encanto. Ciudad monumental, con un clima benévolo, en el valle del Guadalquivir. Una depresión que hace de la capital hispalense una de las ciudades más llanas de la península y pasa por ser el maratón más llano de Europa. No obstante el desnivel máximo entre el punto más bajo y más elevado de la carrera son 20 m.

El plan de entrenamiento para la carrera ha estado condicionado por un final de año sobrecargado, tras la maratón de Murcia. No obstante, antes de correr la Maratón de Murcia, decidí inscribirme en Sevilla, aprovechando la “oferta” por tramos de corredores. Así que desde noviembre sabía que teníamos por delante un invierno muy movido de entrenamientos. Sin apenas tiempo para descansar. Y arriesgando sin saber las consecuencias de los 42.195 m. de Murcia. Las condiciones de partida han sido distintas en esta preparación, puesto que llevo en las piernas el bagaje de la maratón de Murcia, un escaso periodo de descanso, aflojando la carga de Km. pero sin dejar de correr más de 6 días. El plan de entrenamiento es similar al de Murcia, pero con algunas diferencias.

En estas semanas he ido sumando kilómetros, pero siempre por debajo de lo que, en principio, me había marcado. Por diversos factores. No me obsesiona no tener tanto kilometraje como por ejemplo para Madrid, o para Murcia. Estoy entrenando variado, pero con menos determinación y menos presión que en pasadas preparaciones. Quizá sea la experiencia, quizá sea la sobrecarga, quizá sea el frio del invierno. Mala época para preparar. Prefiero la primavera, el verano (en su ocaso) y el otoño. Mucho más benévolo. Además, encontrarse el calendario con pruebas de Media Maratón para testarse, ayuda. No se corre igual entrenando que compitiendo, por mucho que se quiera.

Llevo anotados en un cuaderno los entrenamientos. Sensaciones, ritmos, tiempos, horarios, qué he desayunado, qué he comido, etc. Un diario de sesiones que después sumo  suma Endomondo. El resumen de mis semanas de entrenamiento desde el 10 de noviembre, sin obviar que el 2 de noviembre fue la Maratón de Murcia:

Semana 1: 43 Km.

Semana 2. Semana de MMM 14. 34 Km. La Media Maratón pasó factura. Acabé muy tocado de los gemelos.

Semana 3: Semana de descanso, por la sobrecarga en gemelos después de la MMM. 14 Km.

Semana 4: 26 Km

Semana 5: 44 Km. Con la carrera de 10 Km. de Daimiel, última prueba del Circuito 2014.

Semana 6: Dos días de entrenamientos, por molestias en el pecho: 41 Km.

Semana 7: 4 días de entrenamientos. 58 Km. Noto mejoría después de unas semanas algo flojo, cargado y cansado.

Semana 8: 4 días. 75 Km. Incluyendo las carreras del 31 de dic. Pavo y San Silvestre de Membrilla.

Semana 9: 3 días. 56 Km.

Semana 10: 4 días. 65 Km.

No hay semanas especialmente cargadas, a excepción de la 8. Este último mes toca cargar Km., este fin de semana, para empezar a ir regulando las distancias. En las 3 últimas semanas, tocará alternar sesiones de velocidad, fuerza y menos distancia.

Estadísticas de los entrenamientos.

Anuncios