Parece que llega septiembre y se acaba el verano, pero no… Seguimos bajo los últimos coletazos del estío. Y la primera semana de septiembre se cierra el periodo de carreras de verano, tradicionalmente con la Media Maratón de CR-Torralba.

Llegan las Medias. 3 en 6 semanas. Buen final de verano y comienzo de otoño.

Torralba_Cartel

Todos estábamos de acuerdo a la hora de cruzar la meta. Sí, faltaban metros. No es que se recortara, no. En un recorrido lineal, por carretera, por el arcen, saliendo desde el Polideportivo Rey Juan Carlos de Ciudad Real y haciendo 4 Km. por la la zona universitaria para tomar la  Ctra, de Carrión, atravesar este municipio y llegar a la localidad de destino, Torralba de Calatrava, no hay mucho margen para serpentear y recortar por esquinas, como sí ocurre en otros circuitos urbanos. Así que según avanzábamos, los Km, se hacían más cortos. Desde el Km. 8, los relojes-GPS empezaban a pitar, antes de llegar al punto kilométrico marcado.

No obstante, esto no es nuestra responsabilidad, y todos corrimos sin hacer caso a esto, hasta cruzar la meta. Y a fin de cuentas, nuestro tiempo en meta es el que aparece en la clasificación oficial. Una Media Maratón es una Media Maratón y a efectos oficiales, el tiempo en meta es que que cuenta, para los alrededor de 600 atletas que nos dispusimos a completarlos.

Salíamos a las 9:30 desde el estadio municipal. Este año, un pequeño cambio en el recorrido. En Ciudad Real, en lugar de salir hacia la Ctra. de Carrión, dirección Ronda de Calatrava, salíamos hacia la calle Severo Ochoa, (Universidad) y vuelta por el Campus para enfilar la carretera de Carrión.

 DSC_0378

Habíamos salido en grupo, junto con Marcial, Santi y Julián Gª. Pero tenían prisa y en menos de dos Km aceleraban a ritmos muy altos para mis intenciones primigenias. Así que mantuve el ritmo, se fueron enganchando el grupo de Fondistas liderados por Alba, junto a Andrés y a Miguel Cepeda, y marchamos todos juntos, en apenas 20 metros. 7 Fondistas en dos grupetos muy majos.

21 ºC marcaba el termómetro al paso por el Km 4,5, en la glorieta de la carretera de Carrión. 9:50 de la mañana. Llevábamos unos 20 minutos corriendo. Así, en grupo,  cubrimos el primer tercio de la carrera. Fue a partir del Km 10, donde los “padrinos” aumentaban las distancias, mientras que nuestro grupo se fragmentaba, con Andrés que se quedaba rezagado, mientras que llegaban Orestes y Rafa. Unos Km. juntos. Alba y yo seguíamos “a ritmo” sin ir demasiado forzados. 4:20 min/km., segundo arriba, segundo abajo. Cómodos, a buen ritmo.

DSC_0456

DSC_0556

DSC_0557

Espectaculares imagénes del recorrido. Un reguero de corredores en linea.

Miguel apretaba y se adelantaba con Rafa y Orestes, que venían de atrás. Entrábamos en Carrión de Cva. y se quedaban un poco atrás ambos. No podían seguir a este ritmo, mientras que nosotros dos íbamos dando caza a Miguel. Salimos a la carretera, dirección a Torralba. La torre debía estar allí al fondo, en el sitio de todos los años, pero no la miraba. Íbamos comentando pequeños detalles.  de la carrera. Los toboganes, el sube baja continuo. Muchos puntos de avituallamiento. Los ánimos de las lugareñas a “la chica” te hace ver que las mujeres de los pueblos animan más a las chicas. Siempre son las más aplaudidas. Siempre hay palabras de ánimo a “esas valientes”;  “Gánale a los chicos”.

Alba decide apretar en el Km 17 aproximadamente, viendo que su rival por la general Sénior viene a pocos metros detrás, acompañada por sus compañeros Saturnos, y su estrategia es clara, atacar al final, como en otras carreras. Así que acompañada de Miguel y Andrés tiran los tres, yo me quedo al mismo ritmo, porque noto un poco de flato y no quiero arriesgarme a pinchar si fuerzo el ritmo llegados a ese punto de la carrera.  Entramos en Torralba. Se ve la torre, se ve el carril bici de color rojo. Eterno. Y para más inri un joven torralbeño “animando”: “¡Venga que ya solo os quedan 3 o 4 Km.! “, en el Km 19. No animaba mucho, el jodío. Y una sorpresa. Llegamos a la zona donde otros años girábamos a la derecha para tomar la calle adoquinada que nos conducía a meta directamente, pero este año nos faltaba un Km, el que no habíamos hecho en Ciudad Real. Así que seguimos rectos. Se ve una calle dividida en dos carriles por conos. Unos vuelven ya, encarando los últimos metros. Nosotros tenemos que cumplir con los últimos 1000 m. Y se hace muy largos. Ves caras conocidas, y te ubicas. Qué bien va este. O, ah, pues no está tan lejos, pero sí. Estaba lejos. Y te das cuenta al ver el final de los conos. Mentalmente es duro saber que tienes la meta a la derecha pero tú sigues recto, para dar la vuelta al final de una calle, calle del Calvario, (con eso lo digo todo) jalonada con arcos típicos de Torralba, esa arquería de ladrillo visto, por la que giramos a la derecha 180 º para enfilar el tramo final. Sabemos que queda poco. Nos vamos dando ánimos los compañeros que nos cruzamos. Ya lo tenemos. El público torralbeño, como siempre jaleando en la recta de llegada, cuesta abajo y como todos los años, apretando los dientes.

Media Torralba 2014 (1582)

Tienes el arco de meta al final. Ves ya el crono, y marca menos de 1:30:00. Hasta ese momento, hasta el Km. 20, no había prestado demasiada atención al tiempo. Miraba ritmos, pero no tiempo de carrera. No era lo primordial. las sensaciones habían sido buenas toda la carrera, salvo un pequeño tramo de bajoncillo. Aciertas a ver que el crono cambia de 1:28:59  a 1:29:00. Y entro en meta alzando los dos dedos índices, adelantando a los Saturnos en la recta de meta y con la sensación de haber hecho un carrerón,  y no demasiado forzado. Eso fue lo mejor.  Recorrido y parciales.

Pero es que los compañeros estaban entrando continuamente. Y habían entrado muchos antes que yo. Jesús, Eugenio, Pepe, Miguel, Eusebio, Marcial, Santi, Juli, Andrés, Alba, Atana… y llegué yo.

DSC_0752

DSC_0753 (1)

 Así que test de cara a Murcia óptimo. Muchas felicitaciones en la llegada. Una postcarrera con cervezas y aperitivos por gentileza de Orestes y Carolina. Y a otra cosa mariposa.

Anuncios