Como Enrique dice que no sé resumir y a mí me van los retos, pues ahí va.

La Soledad de Corredor de Fondo se convirtió en la soledad del rodador de fondo (valga el atrevimiento) por un día, tratando de no castigar demasiado las piernas en pleno proceso de recuperación después del Rock `N´ Roll Madrid Maratón. Un paseo por los alrededores del Guadiana en el entorno del embalse del Vicario, entre Peralbillo (Peralvillo), Carrión y Ciudad Real.

Salida desde la zona oeste de Ciudad Real hacia la Puerta de Toledo. Atravesando el Campus se toma el Camino de Moledores, cruzamos el carreterín de la Atalaya y seguimos rectos por el camino de las “series”, hasta atravesar la eterna zona en obras del Reino de Don Quijote y llegando a las inmediaciones del Reino del Golf, bajamos hasta el río Guadiana por el Camino Natural del GuadianaEl Guadiana no es el Loira, no. No tiene tanto caudal en esta zona, ni el paisaje es similar, pero es “mi” río. Y atravesarlo supone, además de un reto personal, un placer visual. Cruzar el “puente de hierro”, me traslada a Nantes, al puente de Pornic.

sevre_pont

Hacía tiempo que quería volver. Llegué una vez corriendo, solo una, y quería volver. Pero las circunstancias no se habían dado hasta ahora.

Imagen

El caso es que la ruta es muy agradable, una soleada y calurosa mañana de principios de mayo, en la que buscas mantener la base aérobica después del domingo de maratón y disfrutar visualmente por la vega del Guadiana, dirección Carrión, una vez cruzado el puente de hierro, volviendo hacia el mismo por ese Camino Natural del Guadiana y los hitos de la Ruta del Quijote, que te sirven de guía.
La vuelta, por detrás del Reino de Don Quijote, bordeando la Atalaya por la parte más agreste, por un camino de tierra que sí que conozco de haberlo pateado, que desemboca en la encrucijada de la Colada de Carrión, desde allí hacia el Campus; 5 Km de caminos. Y hasta casa, para completar casi 40 Km. de “descanso activo”.

Imagen

Anuncios