Domingo de Ramos. 15 días antes de la Maratón de Madrid. Última sesión de #PalizasPatrocinadas por 13 Millas. Unas 40.000 personas iban a participar a partir de las 10:15 hora española (falsa) en el Virgin Money London Marathon. Y nosotros, fíjate que es raro, hicimos algo antes que los ingleses: salir a correr temprano. A eso de las 8:15, nos dábamos cita en los alrededores de Ciudad Jardín Oeste para completar el último rodaje largo del #PlanMaratón propuesto por Enrique Valero. Al dúo habitual de entrenamientos, se sumó el Fondista Eusebio, que nos amenizó el entrenamiento.  Y la interacción de tres hizo distinta la conversación, ¡cuando se podía hablar, porque no veas el ritmillo que empezaron a marcar los amigos! 😉 .

La idea estaba fijada de antemano. Había preparado una ruta de 21 Km aproximadamente que recorriera de manera circular los alrededores de Ciudad Real, la zona oeste de la misma. Ambiente húmedo, con una fina niebla en las zonas bajas, que hacía de difuminadora de los verdes y marrones del entorno, y es que ¡cómo está el campo!. Se mezclan los verdes intensos, (verde como el trigo verde) con los marrones y ocres de los caminos, el azul del cielo y el amarillento tono del sol que ya empieza a calentar (de más, en ocasiones). Se mezclan los colores intensos de nuestras camisetas; amarillas y verdes fosforitas, con esa fina bruma, (nieblas de irradiación en la zona húmeda del río), que desaparecía conforme nos alejábamos hacia el interior. Esta vez la subida a la Cabeza del Palo no se me atascó. Tampoco había viento de cara, como otros días. La bajada hacia Sancho Rey fue rápida, con mucho barro en un tramo pequeño (nos acordamos de Lorenzo), ya que la tarde anterior había caído una buena tormenta que limpió los caminos y les quitó el polvo, pero claro, dejó un poco impracticable la zona donde anidan las cigüeñas, dirección Sacho Rey, molino de Gaijón, para seguir en paralelo al río Guadiana, bordeando el cerro Cabezo de Hierro (una subida constante y cómo suben los dos amigos) dirección Alarcos, pero en lugar de subir al cerro, girar la la izquierda para dirigirnos hacia la Poblachuela subiendo por la parte exterior de la Fuente del Arzollar (antigua cantera). Zona volcánica. Pura esencia primaveral. Comentábamos, que los alrededores fueron el escenario, la semana pasada, del TBA (Trail Batalla de Alarcos). Ciclistas y nosotros tres, únicos seres que madrugan los domingos, sea Semana Santa o no. Llegados a la Poblachuela, ya llevábamos unos 17 Km. de buen running. Tomamos el camino paralelo a la Vía Verde de Ciudad Real, para volver al punto de partida, por la Av. Descubrimientos de América.

Una maravillosa mañana de domingo, buena compañía, como siempre. Buenas sensaciones. Salvo el tramo final, con algunas molestias reincidentes, y sobre todo muchas ganas de que llegue la fecha. Los últimos kilómetros, Eusebio nos hablaba de sus experiencias como maratoniano, y como corredor en todas las variantes del atletismo.

Así que la tarea ya está hecha. Como dice Kike, a vivir de las rentas. Ya no nos queda nada más que recuperar, bajar el kilometraje, y seguir el entrenamiento, el visible y el invisible.

Recorrido del domingo en Garmin.

Imagen

Imagen

 

Mientras tanto, el London Marathon, con el cartelazo que presentaba en la élite, lo ganaron: Wilson Kipsang en categoría masculina: 2:04:29. Récord de la prueba, del récordman mundial. En categoría femenina, la keniata Edna Kiplagat, con 2:20:21. Ver clasificaciones en: http://results-2014.virginmoneylondonmarathon.com/2014/?pid=start&page=1667&search_sort=name

P.D. El español Pedro Nimo fue 14º en la general. 2:14:15. Hizo la carrera solo. Acabó sufriendo como el mismo ha relatado. Pero enhorabuena. Tercer europeo, por detrás de la estrella estrellada Mo Farah, y de  Chris Thomson, otro británico.

 

 

Anuncios