Vistas desde la casa

Un martes cualquiera de marzo,  se daban las circunstancias favorables para poder evadirte de la rutina habitual de la pequeña capital provincial que habitamos, y tuve la posibilidad de conocer una zona de sierra muy atractiva: Riópar, en la Sierra de Alcaraz, entre las provincias de Albacete y Jaén, entre las Sierras de Alcaraz y Segura. Un referente para los excursionistas y amantes del deporte en sus variantes aventureras.

Riópar, un núcleo en decadencia, que fue Real Fábrica de Bronce de San Juan de Alcaraz, desde el s. XVIII, cuando Carlos III, en 1755 fomentó la colonización de los que trabajaban el bronce, y que actualmente vive del turismo rural y de la hostelería, que le posibilitan los que asisten a visitar el nacimiento del Río Mundo, en el paraje de Los Calares del Río Mundo. Una de esas maravillas de la naturaleza, que te invita a perderte por cualquiera de los rincones que recorres para llegar hasta estos miradores, donde ves caer el agua (ahora en horas bajas, pero durante el invierno y su reventón presenta esta espectacularidad:

Existe la posibilidad de hacer rutas a pie o en bici. Y uno cuando se ha aficionado a esto de correr, ve  lugares para ello por doquier, Caminos, senderos, pistas, subidas, bajadas, escalones, veredas del río, etc.. Así que hay que volver a Riópar, esta vez a correr, ya que el tiempo se nos echó encima. Pero a falta de correr, una ruta andando para quitar la desazón bien merece la pena. Además, te da tiempo a reparar en más detalles.  Unos 8 Km.  desde la carretera cortada por obras hasta el Nacimiento y vuelta.  Con estas vistas: 

Primer mirador. Río Mundo.
Primer mirador. Río Mundo.
Segundo mirador. Chorros Río Mundo
Segundo mirador. Chorros Río Mundo

Antes de emprender la marcha de vuelta a casa, paramos en Riópar Viejo. El antiguo núcleo, a 5 Km. del actual, en una de las zonas más elevadas a unos 1100 msm., a la que se accede por una carretera de curvas y cuestas (que da tanta envidia como respeto) de 1400 m. y al llegar allí, te quedas con una sensación inigualable de encontrarte en otro tiempo y otro lugar. Riópar Viejo se ha rehabilitado y se ha adaptado al turismo rural. Todo guarda una armonía y una conjunción en sus edificios de piedra vista que imitan las antiguas viviendas.

Riópar Viejo

Iglesia Riópar Viejo

Riópar Viejo

DSC_0218

Se conservan la iglesia y parte de la estructura del antiguo castillo (murallas, parte de la torre del homenaje, con algún torreón semiderruido) y una fuente reconstruida, escalonada y jalonada con un arco, de estructura peculiar, insertada en el paisaje, aprovechando la roca del terreno.

DSC_0228

Un cementerio con una puerta de madera que, aumentado por el efecto del atardecer, ofrece una lúgubre imagen que fascina.

Puerta camposanto

Y las vistas desde la parte más elevada del monte, desde detrás del castillo, que deja esta panóramica de la zona.


En la parte inferior podemos apreciar el cementerio. También hay tumbas alrededor de la muralla del castillo.

Anuncios