Ayer, domingo previo a la Media Maratón de Valdepeñas, prueba que dará inicio al Circuito 2014, unos cuantos Fondistas salimos a hacer una nueva ruta mañanera. Nueva para servidor, que buscaba este recorrido desde hace algún tiempo, pero por diferentes motivos, no la había hecho. El tiempo nos respetó. Nos dio una tregua. Antes de que la ciclogénesis estallara, a las 9:00 nos poníamos en marcha el habitual grupo dominguero y los que se van uniendo según cuadra.

Esperando al grupo en la “Grúa”, apareció por sorpresa el amigo Kike, que se animó a salir con nosotros. Así que, manos a la obra, no fuera a ser que empezara a llover o lo que es peor, a soplar viento y a escupirnos la lluvia a la cara. Mientras comenzábamos a correr en dirección a la Atalaya, Santi sorprendido, dice, “¿pero no nos vamos por el camino de Carrión?” Esta pregunta y la posterior decisión de cambiar el plan de ruta, fue todo un acierto. Se pretendía evitar los caminos embarrados. Pero apenas tuvimos un tramo de 200 m. algo más complicados. Nos dirigimos puente arriba hacia el camino de Carrión, para llegar a las antenas de la Atalaya por detrás. La ruta es muy bonita. Mucho mejor que ir por la carretera, ¡dónde va a parar!

Un primer tramo de unos 4 kms. asfaltados, rectos, sin desnivel. Cruzamos la carretera N-420, para continuar rectos hasta quedarnos sin asfalto y comenzar los caminos, bastante practicables a pesar de las lluvias. Llegamos a una encrucijada en que la avanzadilla, tratando de huir del barro, se independiza y toma un giro a la izquierda. Nos quedamos sin el Tuercelindes y sin Lorenzo. Seguimos en grupo, hay que continuar en dirección a Carrión, para llegar al cruce de caminos que nos dirigirá hasta la subida a la Atalaya. 8 Kms de ruta. Empezamos el ligero ascenso por un paraje natural agradable de ver. Un recorrido ya conocido, pero al que accedo por otro lugar. Al final de la subida giramos a la izquierda en dirección al Parque Forestal de la Atalaya. Yo sabía que desde la Atalaya, y por la parte de atrás (desde Ciudad Real) se llegaba a esa zona, pero nunca la había ascendido por ese sendero. Unos 4 Kms de ascenso. Un continuo sube-baja muy bonito, muy llevadero a un ritmo aceptable, no sin cierta dureza, para llegar al carreterín que sube a las antenas.

Así pues, aunque me quedo descolgado de los grupitos que se forman, mantengo el contacto visual con todos. Se estira el grupo, y en la bajada hacia el merendero engancho con todos. Allí, trago de agua y a seguir bajando. Vamos hacia Miguelturra, por la parte de atrás de la carretera, por los chalets, en amena conversación, todos juntos. Me he recuperado del esfuerzo de la subida y voy a ritmo. Tomamos el cruce del Camino de Moledores y nos dirigimos hacia la Ctra. de Carrión, para seguir, por detrás de la estación del AVE hasta Miguelturra, por el camino de Peralbillo, completando así, la 5ª salida de 20 o más Kms., en lo que va de año.

El recorrido realizado en 1:53 h. A un ritmo cómodo de 5:23 min/Km.

Anuncios